Archive | junio, 2011

Portugalicia fin de fiesta tramotour

22 Jun

Todo lo bueno se acaba, amigos, y las “giras” de Unicornibot también. Esto va tocando a su fin, y hemos sacado cositas ricas de los últimos bolos, quizá demasiadas!

El fin de semana pasado volvimos a mimar a nuestros coches para ir hasta Vale de Cambra. Qué bonito pueblo! Soleado por el día como Lapamán, fresquito por la noche como A Lama. Y, por lo visto, en fiestas. Nuestro concierto, que iba a celebrarse en un auditorio por medio de la increíble asociación Vale de Pandora, finalmente se movió al palco. Madre mía…Bisbal, Bustamante, Unicornibot!

Sólo falta el set de teclados de Nacho Cano ahí

Sí, amigos, ese hombre que veis recogiendo cables es un miembro de la Sagrada Orden de los Pipas. Supongo que después se partirían el o*ete a gusto viendo lo desorientadísimos que andábamos por aquella mastodóntica plataforma.

Tocaron Us Gulps y luego nosotros. Moló que el escenario fuese más grande que la superficie ocupada por el público, y se vio entrega y tesón por su parte. Estuvo guachi piruli. Agradecimiento infinito y cuadrático para Rui Pedro, nuestro técnico en tal evento, que le puso magia al asunto. El tío hasta se escuchó el disco y paneó las guitarras! Amor.

La noche fue fría por fuera y cálida por dentro. Se hizo la mezcla absoluta de manás y la cosa acabó como tenía que acabar (las mejores borracheras son aquellas en las que por lo menos dos personas tocan el suelo). Festa rachada.

Por suerte para los estómagos al día siguiente el concierto era en Porto, moi preto, y pudimos racionar la resaca para ir quitándola poco a poco. Bueno, difícil que una resaca sobreviva a la ingesta de un kg de carne, así que  fetén. Volveremos, Vale de Cambra :_) Grandes Cristiano, Pedro, Miguel, Sandrra, todos!!!!!

En Porto nos esperaban los amiguetes Elena, Jorge y la Cása Viva! Es una casa okupa en el cuasicentro de la ciudad, y está, la verdad, bastante bien, hasta tienen equipo de voces. Además se nos otorgó el privilegio de tocar muy tempranito, lo cual se agradece en días duros como aquel. Así que lo dimos todo como siempre, con poca gente pero bien juntitos en la onda vital. Luego tocaron Fina Flor do Entulho, que eran una especie de GG Allins en potencia sobre el escenario, y acólitos del buen rollo a lo Emilio Aragón fuera de él. Gente maja.

Luego algunos se aventuraron en la noche porteña. Aquí el cronista prefirió dejarse abrazar por Morfeo. Por lo que cuentan, la noche no desmereció a la anterior. Al día siguiente, manteniendo la tradición, atacamos a unas francesinhas y, con tal buen poso, nos volvimos a casa a encarar la realidad intrasemanal. Bueno, eso después de encontrarnos con esta joya. HAY QUE IR.

Bua neno qué movidón

Duró poco la tortura porque el viernes ya estábamos de nuevo en la carretera, esta vez para visitar a nuestros ya amiguetes de Mullet en Lugo. Con lo bueniños que parecen Oscar, Olalla y Raúl y cómo la lían! Fuimos al mythic Clavicembalo, donde conocimos al único técnico del sonido del mundo que tiene el poder sobrenatural de parar el tiempo, pero ojo cómo suena ese sitio eh! Estos del jazz no se andan con coñas…

Mullet son las risas, a las pruebas me repito:

Luego tocamos nosotros y lo pasamos fetén, está muy bien ese enclave. La noche empezó tarde y acabó tarde, pero fue risas to the max! Empezamos con una pequeña sesión de improvisación absurda en casa de Burger que fue muy bonica, para luego ir rodando por la noche lucense (Arde Lucus para más señas) hasta que nos dio la alborada. Es bien. La próxima semana más fiesta en Coruña amics!

Por último nos quedaba bajarnos hasta Vigo (más bien aledaños) para compartir escenario con -oh dios mío- Holywater y otras bandacas en el Sobreira Rock. Si bien el escenario de Vale de Cambra era una cosa loca, en este estuvimos muy cómodos! Y había máquina de humo también 😀

Los amiguetes del Sobreira no están de broma eh: tocaron Rockin’ for Tangas (ojito con esta banda, cómo suenan), Santos Morcegos – risas mil-, los enormes Holywater y luego nosotros, antes del “productor de música electrónica en directo” Chuzausen.

Ojo a esta peña: suenan mucho y bien

Los Santos Morceghos!

Lo de Holywater no tiene nombre. Sus conciertos se desarrollan en dos lugares: ellos arriba tocando y la gente abajo flipando. No hay más. Qué os vamos a contar de ellos?

Aguasanta!

Luego nuestro bolo estuvo bien, creo, buenas temperaturas en el stage y bajo el stage (la verdad es que hacía un frío de irse por la pata pero entre todos intentamos echarlo fuera), fue muy diver chupi guay! Preferimos los bolos face to face pero bueno, también tiene su gracia. Hasta hubo un amago de pelea en primera fila…biba el punk.

Palita por la rajita...

Hemos venido del Averno, de buen rollo

Todas las fotos son de Fan, el mejor fotógrafo que tenemos por aquí hasta que se vaya de gira con Melendi y esa tropa, por favor Fan no nos olvides cuando estés en la cumbre!

Sobreira completo aquí.

Al final nos volvimos a casa ya de día, con el trabajo hecho. Ánimo Sobreira! Id el año que viene. Vais flipar.

Nos queda sólo el sábado, pero vaiche chegar ben: fin de gira, cumpleaños varios, revisitar La Curuña, amiguetes, noche con Mullet…ay dios mío llévame pronto.

Comimos: Carne de vitela e porco, merluzah rebozadah en Vale de Cambra, francesinha y kebab en Porto, lasaña & lentejas made in feitas na casa y bocadillo de calamares muerte en Lugho, estupendísimos bocadillos de lomoqueso a las 6.30 am en el Sobreira.

Bebimos: DE TODO en Vale de Cambra, todo lo demás fueron simulacros al lado de aquella noche.

Escuchamos: pusieron nuestro disco por PAs antes de los conciertos en el Sobreira, coño, la verdad es que es bastante corto…

El Euskaltour

9 Jun

Cómo escribir una crónica sobre algo en lo que todavía estás sumergido? Los efectos de la euskalgira duran y duran, igual que una mala droja, en nuestros matemáticos corazones.  No sólo en lo físico, que también, sino también, y mucho, en lo espiritual. El corazón tiene que comer, y vaya si ha comido.

Es diferente, mucho, lo de jugar en casa o fuera. Te subes a la furgoneta (nuestra amada Lendakari que se reencontró con su tierra) y el espíritu de la mandanga aflora por cada poro.

Aquí Lendakari al borde de la emoción antes de pisar suelo vasco.

Te vas a un lugar desconocido allende Ourense, donde hablan extraños idiomas y sostienen la extraña costumbre de montar conciertos, sin control, sin mesura, de puro arrebato, todos los días, en cualquier sitio. Así que había que aprovechar la coyuntura y lanzarse cual cohete hacia Euskadilandia. Y llegamos a Vitoria de la mano de Asier, fascinados por el código multicolor de su OTA, y francamente gozando bastante del paisaje.  Es muy bonito, el casco de Gasteiz.

Y molan los Picore. No dejan indiferente a nadie. Conocerlos es amarlos. El fútbol son once contra once. No hay tópicos suficientes para describir lo adorables personas y geniales músicos que son. El concierto en Gora Taberna fue una fantástica toma de contacto con su verdad, un jarro de agua fría para aquellos que nos creemos que estamos haciendo algo mínimamente interesante encima del escenario. No se puede bailar la música de Picore, al igual que no se puede estar a la altura de su sentido del humor. NO SOMOS NADIE.

Estuvieron por el conciertos gentes de la famiglia y del foro del Azkena, qué alboroto! Grande el amigo basti que se llevó un cuernibot a casa! De puta madre.

Bastiduxxxnibot

La noche vitoriana, aunque modesta, nos acogió entre sus brazos sin rubor. Muy rico.

Al día siguiente nos condujimos de aquella manera hasta Pasaia para saborear el calorcito de Mogambo y el frescor de las terrazas de Trintxerpe. Fue una noche larga, muy larga!! Tocamos con un montón de gente que es bien. Mucha clase los Curasán. Qué bestias los Dúassemicorcheiasinvertidas (y qué putada lo que le pasó a su furgoneta!). Y joder, qué buenos son los putos Picore, aunque su concierto se quedara para una hora poco prudencial y fuera un tocar la bola e irse. Y cómo moló encontrarse un cartel escrito a boli anunciando un concierto de Aina y No More Lies. Ah y pusimos una pegata ahí. Sí joder. Grande Olovor!

La clave es dar el pego

El tres de cuatro era Zarautz, un concierto apañado a última hora gracias al tremendo Ion, héroe! Flipas con Zarautz, qué construcciones, qué playa, qué baretos, qué mastodóntico gaztetxe…cuánta amabilidad y saber hacer en la gente de allí! Fue la hostia. Había poca gente pero repartimos el licor café de siempre y tocó más a cada uno, así que estuvo muy bien. Y después hubo múltiples combinaciones de grados de borrachera e idiomas, ese gaztetxe parecía la postcena de la OTAN! Euskera, galego, espanhol, portugués e inglés (tocamos con los semicorcheios y unos yankees bien majos, los Nux Vormica), todo bien regado de spirit drinkuak. Imposible aburrirse. Muy bien la noche zarautzana (?¿?¿?), con cierto regusto a la de Sanxenxo, pero lejos. Ojo, tal vez, estuviera aquí la clave de por qué alguno volvió sin cuartos a casa. Muy muy bien.

El verano que estuviste en la playa en Zarautz y el agua estaba caliente

Con la desgraciada caída del cartel de los semicorcheios nos fuimos hacia Zaragoza cogiditos de la mano del mediodía a reencontrarnos con los dioses del diy. Llegamos tan puntuales y lo fueron ellos tanto también que no pudimos más que celebrarlo, sorprendidos todos. Ojo con La Ley Seca. Increíbles los aislamientos, el técnico, el escenario, el todo. Amigos músicos que estáis detrás de la pantalla: tocar en La Ley Seca es muy parecido a comerse una empanada de kebab. Es peor que la droga. Qué sonidazo! Qué ausencia de rebotes! Y cuánto se notaban los fallos! Me pareció incluso que se escuchaban todos los instrumentos, por la izquierda, por la derecha, pum pum. Ante salas así, uno no puede mostrar más que agradecimiento infinito. Es como llevarte el local de ensayo en la furgoneta. CORRECTO

Qué clase de bar, mae mía.

Normalmente al acabar el último concierto de cada salida nos entra un pequeño ataque de morriña (puede que el ver por delante la descarga del material y las diez horas de viaje influyan) pero no había tiempo para tonterías. Había que visitar el Hotel Picore y echarse las putas risas. Estuvimos allí alojados unas doce horas pero hay historias para emocionarse unas cuantas veces. En el mapa clavamos ya mismo sobre Zaragoza una chincheta con forma de corazón. Me gustaría subir alguna foto, pero todos los que salen están en gayumbos!

En su lugar, cuelgo la foto del ticket del peaje de la autopista ZGZ-Euskadi. El salvaje norte amigos.

El peaje del ardor

Nos volvimos a casa, pero nuestros corazones (y el soporte de plato de Guille) siguen por ahí por el norte pululando. Abrazos a tots.

Comimos: Diversas combinaciones de pasta y vegetales en todas partes, una tortilla que te cagas en Pasaia, bocadillos increíbles en Zarautz.

Escuchamos en la furgo: Picore, Zá, Faraquet, Oxes, Mondo Cane, From Monument to Masses, mierda no me acuerdo de más…

Nos dimos cuenta de que somos unos asnorantes y debemos profundizar en las discografías de: July of 44, Charlottefield, Pneu, Don Vito, Action Beat, Ahleuchatistas, 66ers, Can…

Este fin de semana estaremos en Portugal, el viernes en Vale de Cambra (ojo, amenizando las fiestas populares) y el sábado en Porto. Va a molar, amigo luso, danos uso.